Futbol InternacionalRecopilacionesSecciones

Compañeros en la cancha, enemigos en el vestuario

En futbol como en la vida, no todo siempre es de color de rosa. En ocasiones no coincidimos ni compartimos ideas con las personas a nuestro alrededor. Quizás nunca hubo motivo para llegar al resentimiento o la distancia, los humanos son así. Mientras con unos hacemos química inmediatamente, con otros es más difícil.

En el futbol, uno imaginaría que conviviendo del diario con tus compañeros de equipo formas gran amistad, y el 99% es así. Pero también hay jugadores que a pesar de compartir vestuario, nunca lograron llevarse bien.El único objetivo común entre ellos era la victoria, pero algunos ni tan siquiera eran capaces de hablarse una vez el árbitro pitaba el final del choque.

Te presentamos una lista de los conocidos públicamente con una enemistad fuera de la cancha:

Lothar Matthaus y Stefan Effenberg (Bayern Munich)

La leyenda alemana y el díscolo centrocampista tenían una relación nula pese a que compartieron bastantes años en el Bayern de Múnich y en la Selección Alemana. Effenberg no tuvo ningún inconveniente en hacer pública en su autobiografía en 2003 su enemistad. El centrocampista incluyó un capítulo titulado ‘Lo que Lothar Matthaus sabe de fútbol’ y lo acompañó de una página en blanco.

Michel y Hugo Sánchez (Real Madrid)

​Este es un gran ejemplo de jugadores que no se llevan bien pero que en el campo se ayudan a la perfección para cumplir objetivos colectivos. Su mala relación era reconocida por ambas, pero el español le dio una gran cantidad de asistencias de gol desde la banda derecha para que el mexicano rematara.

Andy Cole y Teddy Sheringham (Manchester United)

Los dos internacionales ingleses tenían una relación nula pese a compartir vestuario en el Manchester United y en la Selección Inglesa. El pequeño delantero asegura que dicha ‘no relación’ viene desde su debut en la Selección ‘Pross’. Cole sustituía a Sheringham y, pese a que esperaba unas palabras de ánimo del delantero, Sheringham ni tan siquiera se dignó a chocar la mano con él. Aunque posteriormente compartieron vestuario, su relación nunca acabó de ser buena.

William Gallas & Kolo Toure (Arsenal)

Cuidaron la retaguardia del Arsenal por muchos años pero su relación fue de más a menos al grado de que Toure termino yéndose al Manchester City para alejarse de Gallas, a quien sus demás compañeros decían que tenía una personalidad bastante difícil. Todo comenzó cuando Arsene Wegner le dio la capitanía del Arsenal al francés.

Mauro Icardi & Maxi Lopez (Sampdoria)

Una historia por casi todos conocida. Maxi le dio posada por un tiempo a Icardi a su llegada a Italia, mientras ambos jugaban en la Sampdoria. En la ausencia de Maxi, Icardi le daba consuelo a Wanda Nara, en ese entonces, esposa de López. Bueno… ya se imaginarán el escándalo que se armó cuando Wanda Nara le solicitó a Maxi el divorcio para irse con Mauro Icardi, su pareja hasta el día de hoy.

Lee Bowyer & Kieron Dyer (Newcastle)

Dos jugadores que no se podían ver ni en pintura. Para su mala fortuna, tenían que convivir a diario en los entrenamientos del Newcastle. Tan mal era su relación, que durante un juego contra el Aston Villa, tras un error de Dyer, Bowyer se le echo encima a reclamos por lo que el otro no aguantó y se agarraron en pleno partido de la Premier.

Jens Lehmann y Manuel Almunia (Arsenal)

​La dura relación que suelen tener los porteros se escenificó muy bien entre estos dos. En esta batalla, habitualmente sólo gana uno y el otro se ve abocado a no jugar. En este caso, el alemán no quiso aceptar que sus mejores momentos había pasado y no aceptaba que Almunia le quitara el puesto.

Oliver Atom y Steve Hyuga (Selección de Japón)

Ambos se hicieron rivales en un inicio cuando el Newpi de Oliver se enfrentaba al Franco Canadiense de Steve, por el campeonato y por una beca en la escuela Toho, la cual le ayudaría a Hyuga a mantener de mejor forma a su familia. Al final de aquel primer torneo, Oliver sería el ganador con todo y sus tres mil lesiones sufridas en el tobillo y hombro. Sin embargo, citando a la directora del Toho, Oliver sería el arco, y Steve la flecha. Al final, él del Franco Canadiense se iría al Toho y Oliver se mantendría en el Newpi.

Tiempo después, ambos serían jugadores titulares y hasta campeones del mundo con Japón. En los últimos capítulos, Oliver jugaría en España con el Catalunya y Steve militaría en el dificilísimo futbol italiano enfrentando a jugadores de la talla de Buffon.

Leo Messi y David Villa (Barcelona)

​En los primeros años congeniaron muy bien, pero en los últimos su relación se distanció. El argentino no paraba de recriminar al campeón del mundo que no le pasaba el balón, y eso provocaba muchos reproches y gestos de desprecio dentro del terreno de juego.

Iker Casillas y Arbeloa (Real Madrid)

Real Madrid v Barcelona - Supercopa

Ambos habían compartido vestuario varios años tanto en el Bernabéu como en la selección española, y su relación era bastante buena. Todo se empeoró cuando el “espartano” se posicionó del lado de Mourinho y de Diego López cuando el entrenador llevó al capitán al banquillo. Casillas no lo perdonó y la situación llegó hasta tal punto que ni se saludaban por la calle.​

Guillermo Ochoa y Kameni (Málaga)

Cuando Ochoa fichó por el Málaga, todos daban por hecho que el mexicano sería el guardameta titular del conjunto malagueño. Errores en encuentros de pretemporada hicieron que Javi García, entrenador del Málaga optará por poner de titular al camerunes. Esto provocó que Ochoa le guardara resentimiento al grado de que el camerunés declarara que su relación era nula.

“No existe relación alguna entre nosotros, es inexistente. Hubo diálogos profesionales a su llegada. Después del segundo partido ya no me habló, me dijo ‘hola. ¿Qué tengo que hacer? Pero sigo trabajando y la vida no se detiene allí. Me llevo muy bien con todos los demás compañeros de equipo, con el personal. Así que no me fijo en ello y hago lo que tengo que hacer”, aseguró el portero camerunés.

Juan Pablo Sorín y Juan Sebastián Verón

La pelea entre el ex del Villarreal y el ex del Inter de Milán en un partido entre ambos es una de las más recordadas en la historia del fútbol reciente. Los dos internacionales chocaron en el descanso de un partido de Champions entre ambos conjuntos y nunca volvieron a jugar juntos en la Selección Argentina. Siempre que jugaba uno, el otro no acudía a la llamada y viceversa.

Zlatan Ibrahimovic y Oguchi Onyewu

“Nos habríamos matado de no haber sido por los compañeros de equipo”, escribió Zlatan Ibrahimovic en un capítulo de su autobiografía dedicado a la fuerte pelea que mantuvo con Oguchi Onyewu. Ambos futbolistas compartieron plantel en el AC Milan y en diciembre de 2010 protagonizaron una violentísima riña durante un entrenamiento. “Yo tenía problemas con Onyewu, un estadounidense del tamaño de una casa”. “Antes del incidente le dije a otro compañero: algo serio va a pasar”, reveló Ibrahimovic en su libro. Lo cierto es que el delantero le hizo una dura falta al defensor norteamericano, este reaccionó y comenzó una feroz batalla. Ambos jugadores se propinaron puñetazos y patadas hasta que el resto del equipo intervino para separarlos. ¿El resultado? Onyewu con varios moretones y el temperamental Zlatan con una costilla rota.

Zlatan Ibrahimovic y Rafael Van Der Vaart

Ambos coincidieron en el Ajax y la relación entre ambos era normal. La bomba explotó cuando durante un amistoso entre Holanda y Suecia, Zlatan le cometió una dura falta a Van Der Vaart alejandolo meses fuera. La prensa holandesa se le fue a la yugular a Zlatan y la relación entre ambos fue nula a partir de ese día.

Mi sueño era ser periodista deportivo pero el destino quiso que fuera el mejor programador del mundo. Mis idolos: Kaká, Shevchenko y Miroslav Klose.

Loading...
  • Super Empujo

    Zlatan tiende a ser problemático, nada nuevo. Lo que me sorprende es que no esté aquí el Cuauh, un jugador problemático pero en serio.

    Ochoa también tiene lo suyo…ahi faltó Sanchez, Perez y Corona .

  • Edgar L.

    Buena nota. Sin más que agregar. Saludos.

FOLLOW @ INSTAGRAM