El AserraderoSecciones

El Aserradero: Ali Dia

Queridos Taberneros, porque ustedes lo pidieron, “El Aserradero” está de regreso. Hoy repasaremos la historia de uno de los mayores troncos, que se recuerda que haya pisado un campo de futbol…y también el autor de uno de los mayores engaños y fraudes en la historia del deporte mundial. Hablamos de un tronco tipo arbolito sintético de Navidad de centro comercial de segunda.

 Ali Dia nació en Dakar, Senegal, un 20 de agosto de 1965. Su carrera futbolística es inexistente y se resumen en su mayoría a actividad  en diferentes equipos amateurs de Francia, Finlandia, Alemania e Inglaterra. Sus condiciones futbolísticas eran inexistentes: cero técnica de golpeo, incapaz de dar un pase de forma correcta, lento, sin visión de campo, sin sentido de la ubicación… ¡No sabía hacer ni algo tan básico como correr de forma correcta (cuando corría daba brinquitos)!

Sin embargo la lista interminable de sus limitaciones técnicas, no lo desanimo a probar suerte como profesional, estaba convencido de que podría llegar lograr su sueño de jugar futbol profesionalmente. Así fue como comenzó a idear un plan, sabía que con sus piernas de palmera de plástico, no podría tener un chance de convencer a alguien de que era una joya en potencia, así que decidió lograr su cometido con un engaño de otro nivel, de esos que solo le funcionan a Sergio Bueno cada que estafa algún equipo de primera división.

Te estafaron compadre

En noviembre de 1996, el por entonces director técnico del Southampton, Graeme Souness recibió un llamado telefónico de alguien que decía ser el mismísimo George Weah, delantero estrella del fútbol liberiano y quien en ese momento militaba en las filas del AC Milan, una de las mayores estrellas del futbol mundial del momento. Souness escuchaba por el teléfono, como Weah le recomendaba  a un primo suyo que se llamaba Ali Dia y que había terminado su contrato con el PSG, por lo que estaba en estatus de agente libre. Además le contó que Dia había jugado 13 partidos para el seleccionado de Senegal.

Cabe señalar que por ese entonces, el Southampton pasaba por un terrible momento futbolístico, sumado a que el equipo era un verdadero hospital, gracias a una larga lista de lesionados. Souness, quien además de técnico, fungía la función de director deportivo (se encargaba también de los fichajes), pensó en que esa era la solución a sus problemas. Acepto la oferta y decidió ofrecerle a Dia un contrato de un mes, a modo de probar las condiciones futbolísticas del senegales.

Después de dos entrenamientos, Souness y toda la plantilla del Southampton no daban crédito a lo que sus ojos veían, un esperpento de “jugador”, mas tronco que un poste de voladores de Papantla. Los excompañeros de Dia describieron su accionar en los entrenamientos de una peculiar forma: “Verlo sobre el césped era como ver a Bambi corriendo sobre hielo”.

Ali Dia en acción

Pero el entrenador Souness quizás llego a pensar que dentro de ese cuerpo de madera (y de la chafa), había alguna posible sorpresa…y vaya que la hubo. Decidieron convocarlo para un partido de Premier League ante el Leeds. Aunque esto se pudo haber evitado, ya que el partido de prueba de  Dia, estaba prevista en un juego entre los equipos de reserva del Southampton y del Arsenal pero la lluvia produjo que el partido se cancelara. Ese día la lluvia evito que Souness tuviera esperanzas de salvarse, para no convertirse en el hazme reír del momento.

El encuentro se disputó el 23 de noviembre de 1996 en The Dell, casa del Southampton. Dia estaba en la banca, y seguramente no cabía de la emoción de estar convocado y en la banca de un equipo profesional. La suerte seguía sonriéndole a este roble, ya que en el minuto 34, Matthew Le Tissier, la estrella del equipo, se lesionó, no podía continuar y Souness sin más remedio, tuvo que introducir en el campo a Ali Dia (¿me pregunto que habrá pasado por la cabeza del técnico en ese momento, al recordar la gracia de Ent de su nuevo fichaje?).

Dia ingreso al campo, portando el número 33. Una vez dentro, no hubo forma de esconder más su mentira, cada minuto que pasaba en el campo salpicaba aserrín al por mayor, en cantidades nunca antes vistas. Durante los 43 minutos que duro en el campo, fue el mayor hazme reír en la historia del futbol profesional, es la mayor catedra de tronques que se ha visto: efectivamente corría dando brincos…a velocidad tortuga, no sabía posicionarse en el campo, estorbaba a sus compañeros, se tropezaba y jamás toco la pelota; aunque tuvo 1 tiro a puerta. Incluso cierto sector de la afición se reía al verlo en acción. Graeme con una molestia muy notable (por no decir que estaba que se lo llevaba la ching@$%), decidió sacarlo del campo, por Ken Monkou. El encuentro terminó con una derrota del Southampton por 2 a 0.

Terminado el encuentro, Graeme Souness telefoneó bastante molesto a Weah para pedirle explicaciones de lo que momentos antes, había visto en el campo.  Sin embargo Weah, desconoció por completo saber algo sobre el tema, negando que él hubiera hecho una llamada para recomendar a quien se dijo su primo, a quien también negó como su familiar ya que no tenía un primo llamado Ali. En este punto me imagino la cara de Weah y no puedo evitar soltar una carcajada, le habían visto la cara vilmente.

El mítico 33 del Southampton

Seguramente estaba decidido a correr al tronco estafador, pero se quedó con las ganas porque por su parte, Dia no apareció al siguiente entrenamiento, argumentando una lesión. No volvió a contestar una llamada proveniente del club. Nadie volvió a saber nada de él y lo último que se supo de él, fue que Se volvió a saber de Ali Dia cuando poco después de estos hechos, fichó por otro equipo no profesional, el Gateshead, donde logro jugar 8 partidos. En el año de 2001, se graduó de la Universidad de Northumbria.

Este troncazo ha sido catalogado como el peor futbolista de toda la historia, nosotros consideramos que el ya mítico Ali, es un digno espécimen de El Aserradero, de esos que abundan por todos los campos de futbol del mundo.

-Tronco: Ali Dia.

-Madera endémica de: Dakar, Senegal.

-Edad: 51 años

-Altura del tronco: 1.80 Mts.

-Año de descubrimiento de la especie: 1996.

-Lugar de descubrimiento: Southampton.

-Hábitat Natural: Delantero.

-Estado del espécimen: En extinción.

-Ficha técnica de la especie:

CLUB AÑO PARTIDOS/GOLES / ASISTENCIAS
Southampton 1996 1 / 0 / 0
Total: Tuvo 1 tiro a puerta ¿Eso cuenta?

Poblano de nacimiento y de corazón, licenciado en comercio internacional por vocación y portero por amor a la posición.

  • Atendedor de Boludos

    A primera vista parece una buena muestra de fuerte caoba africana, pero si se observa con un poco más de atención, este tronco sólo sirve para hacer espacio. Al menos tuvo la suerte de cumplir el sueño de muchos cracks frustrados porque se nos chingó la rodilla.

    • Super Empujo

      Mas que , diria que supo llevar a cabo su mentira. Una leyenda este Dia…aunque no por ser el mejor. :v

  • Capo di tutti capi!!!!

  • Rodión

    Jajajaja estuvo cagado eso de que parecía “bambi en hielo”. Me recordó a la farsa llamada Omar Tena, tremendo tronco, el padre era igual, pero al menos le metia garra, coraje, pero este wey ni eso podía hacer.

    • Omar Tena incluso anduvo repartiendo tronquez con los Albinegros de Orizaba en la desaparecida Liga de Ascenso, tiene dos años que ya le hizo un favor al futbol y se retiro, lo ultimo que supe de el es que fue a robar al Zacatepec

      • Rodión

        Vino a robar a manos llenas junto con un técnico criado en el nido del ame y varios de sus canteranos. Por eso descendieron al primer Zacatepec.

  • Fercho

    Ja ja estuvo buenísimo el engaño al pobre técnico. Este muchacho yo creo no llega a la categoría de tronco a lo mucho será pura leña de pirul

    • Super Empujo

      Arbolito de Navidad de fayuca.

  • roverr

    Conforme iba leyendo creía que era una broma, pero no jajaja

    • Super Empujo

      Tristemente para los del Southampton no lo fue.

  • Costoñito

    Así hay casos de primos de famosos en la Liga Mx: Tamandaré y Maximiliano Biancucchi…

    Seguimos esperando el máximo engaño del futbol mexicano: Fantick

    • Super Empujo

      Hay troncos de donde escoger, usted tranquilo mi buen, ya le llegara el turno.

  • Pinche cedro africano de importación, digno de los Muebles Troncoso
    Ojala que en la proxima entrega este el mitico e internacional Filiberto Fulgencio alias ”Filiful”

FOLLOW @ INSTAGRAM